XML: ¿qué es?

 

Se sabe que Internet es interactividad. Con esa idea puesta entre ceja y ceja creció un nuevo lenguaje que pretende destronar al HTML. El XML tiene una gran ambición: mejorar el intercambio de información, haciéndLenguaje de programación xmlolo más fácil y rápido. Aquí, los expertos locales repasan sus pros y contras.

Para entender de qué se habla cuando se nombra al XML (eXtensible Markup Language) hay que introducirse en la parte, para muchos, menos conocida y popular de Internet. El lenguaje en el que están escritas las páginas web.

Con el correr del tiempo se pudo ver que, a pesar de los parches como scripts y javascripts que se le han ido poniendo al HTML (sigla de Hyper Text Markup Language), éste, que actualmente es el lenguaje estándar de Internet, se quedó corto ante las nuevas necesidades de la gran red de redes. Y aquí interviene una palabra clave: interactividad.

Mientras el HTML describe cómo una página debe dibujarse, el nuevo XML describe la estructura de la información (no cómo la presentamos), incluyendo la ventaja de poder crear un lenguaje propio adaptado a nuestro ámbito de acción en forma rápida y sencilla.

¿Y esto qué significa? Simplemente que gracias al XML, el usuario podría ordenar los datos que recibe e, incluso, actualizarlos en el tiempo para comparar la evolución que van teniendo los mismos. Así, se puede comprar, por ejemplo, el último CD de Santana sabiendo que lo hacemos al mejor precio. Con el HTML, en cambio, se podría acceder a una página para comparar precios de un mismo producto en diferentes tiendas virtuales, pero nada más.

Share Button